Comprar pintura o un rotulador permanente. O un spray. Elegir un lugar privilegiado dentro de tu población para que lo vea el mayor número de personas y sepan que te llamas así. Para gritar a los cuatro vientos tu bonito nombre. Una vez elegido el lugar apropiado (en este caso en el suelo), hacer el esfuerzo de agacharse para escribir y tomar el riesgo de que alguien te vea. Y tras todo eso, poner tu puto nombre mal no tiene perdón de Dios. No es el nombre de tu tío o de alguien que no conoces, es tu nombre. Lo has escrito y visto cien mil veces, supongo que la mitad de ellas mal porque una veces elegirás la ‘b’ y otras la ‘v’ de forma aleatoria así, por probabilidad, la mitad de las veces que has escrito tu nombre, la has cagao.

Me he acordado del cole, cuando el profe de turno te daba medio punto por poner tu nombre bien en el encabezamiento del examen. Este sujeto, sin duda, no llega ni al 0,5.

La suerte es que le ha tocado un nombre relativamente fácil y corto. Tiene el ‘problemilla’ de que lleva una ‘b’ por ahí en medio y eso siempre es difícil pero ¿qué habría pasado con un nombre más jodido?. Me encantaría saber su apellido. ¿Os imagináis un Valbuena, Iruretagoyena o Bellvís? ¿Cómo se las arreglaría para escribirlo? 

Los más valientes dirán que en los tiempos que corren, tan globalizados, es bueno adaptar tu nombre al mercado anglosajón.

 

ruven

¡Qué arte tienes maestro!


Arte gitano

Una gran rima llena de arte, como es habitual dentro del mundillo de los gitanos. Te cantan, te hacen palmas, te camelan y cuando menos te lo esperas, te choricean. O meten el burro en el salón de tu casa.

Para que no haya confusiones, las autoras se toman la molestia de poner su nombre o mote bien clarito. La Sheila, la Perla y la Ant ¿Hormiga?. Echo de menos sin embargo a la Jeni y a la Jessi que seguro ese día estaban con el Joni y el Jonatan. Pues eso, sacad las guitarras y la paloma que empieza la verbena.

Y sí, tranquilos, he visto algo raro en el término ‘Jitanas’ pero no me salen las palabras para explicarlo.

Anal-faveto


Anal-faveto

Una pintada directa con propósitos ofensivos aunque para ofensa, el patadón al diccionario que le ha dado el autor. Hace hasta daño a la vista. ¿Y qué me contáis del porcentaje?: de dos palabras, una ha sido escrita mal, es decir, el 50% de las palabras del graffiti contiene alguna falta de ortografía. Lo que sorprende es que la palabra ‘analfabetos’ la han escrito bien ¿Casualidad?

Por favor amigos artistas, antes de escribir algo, echar un vistazo en Internet o en un diccionario para hacerlo bien, sobre todo, si de lo que estáis acusando es de analfabetismo.

Aunque, para ser sincero, a mí me va mejor cuando contienen alguna cagada de bulto.

//