Más faltas que en un partido de baloncesto


19403346_1564254436980900_1819315356_oEl lenguaje es un ente que evoluciona, casi vivo. Es como una sepia o un topo. Las palabras y expresiones van cambiando, como cambia la sociedad en la que vivimos y sus gentes. Nuevas palabras van surgiendo. Otras ya existían pero estaban en desuso. Y luego están los anglicismos y nombres de tribus urbanas, modas, tendencias… que se adaptan a nuestra necesidad de definir algo o alguien con una palabra concreta (nunca entenderé esta necesidad de etiquetar todo en nuestra sociedad)

Del mismo modo, e inherente a este auge de nuevas etiquetas sociales, surgen todavía más palabras. Un ejemplo sería la palabra Millenials que son… ¿qué son? pues son ciudadanos igual de gilipollas que sus generaciones pasadas pero con un nombre más molón y adaptado a la globalización que vivimos. O los Emos que son…¿qué son? pues ni puta idea. Gente oscura y melancólica con un estilo de pelo propio de los Ramones.

Paralelamente se crean colectivos contrarios a estas nuevas tribus sociales. El caso más sonado (tras la tribu de gente que se blanquea el ano) es el de los Emofovos que, como cita la RAE en su accepción más utilizada es ‘practicar la Emofovia’ que, a su vez, y cito textualmente, es “deseo incontralado e inexplicable de abofetear gente considerada ‘Emo‘ o que se cree responden a semejante etiqueta’.

Por cierto, pensando en el párrafo anterior y cambiando de tema, como jode cuando se busca una palabra en el diccionario y tampoco entiendes la definición o cuando la buscas y tan sólo te remite al verbo diciendo algo así como ‘acción y efecto de …’ obligándote a buscar una vez más y olvidando por completo por qué estabas buscando tal palabra y dónde la habías visto.

En fin, al chaval de la pintada no le vendría mal echar un vistazo de vez en cuando al diccionario. No es por alarmarle pero de cuatro palabras que no son preposiciones ha escrito mal dos. 50% de desacierto, no está mal. No eche usted la quiniela viejo amigo, subscríbase a una revista y saldrá ganando (El don Balón no vale, las revistas pornográficas tampoco). Y es que una buena educación es la base de todo. De ahora en adelante, preocúpense de que sus ijos no sean emofovos. Un mundo mejor es posible.

Como recomendación, también me gustaría decir al autor de la pintada que si hubiera elegido pintura roja en lugar de ¿negra? (soy daltónico) el acabado de la tinta chorreando habría  quedado mejor, más sangriento, amenazante y de peli Gore. Sólo como pequeña observación.

La Nuria sabe cómo luchar contra el calor


 

Nuria es la típica chica de apariencia tímida y delicada que sabe cómo luchar contra el calor. No tiene piscina pero sí una heladería a la vuelta de la esquina. 

Podría decirse que es una manera un poco drástica de hacerlo pero con el verano que llevamos de calor, también podemos decir que es una forma muy económica de que la hora de la siesta pase sin mucho sufrimiento y sin poner en riesgo nuestra salud. 

Seamos claros: dormir a mediodía es imposible con la que cae y encender el aire acondicionado, con los sablazos que pegan las eléctricas es un suicidio. Piscina no tiene todo el mundo. Playa tampoco. El río y el pantano son, históricamente, lugares peligrosos para bañarse y, para llegar necesitas un vehículo. O alguien que te lleve y te recoja. Gasto de gasofa etc. Al final lo suyo es un Calippo fresquito que cuesta un euro y, para colmo, puedes elegir el sabor.

Por cierto NAP, ¿Para qué coño pones la frase entre comillas como si la hubieras sacado de un pensador de la Grecia Clásica o de un filósofo Francés del siglo XVI?

 

LaNuri

Pablito Churches el moderno de la colETA


Lo malo de la impunidad con la que los medios Españoles inventan sus noticias así como las directrices que le son impuestas por sus anunciantes y grandes empresas que pagan por la publicidad en sus páginas es que hace que más de uno se confunda. Seguramente (a tenor de la pintada situada más a la derecha) la persona responsable no tenía mucha idea de lo que hablaba, tan sólo ‘lo había visto en las noticias’ y, si las noticias hablan de ello, será verdad.
Pablo Iglesias

Igual el sujeto estaba distraído. Su madre estaba diciéndole que se hiciera la cama, su padre que buscara trabajo, su hermano pequeño estaba quitándole la ropa y el mayor la marihuana. Seguramente no escuchó bien lo que dijo el tipo de las noticias ¿O era un tipo cualquiera al que preguntaban en la calle? La cuestión es que sí, que Pablo Iglesias no es de la ETA, es el de la colETA. Hay que ver lo que cambia una frase si se añada un par de letras. Hay que ver lo bien que sabe esto el dignísimo y siempre respetable mundo del periodismo en España.

Para terminar diré, basándome en las palabras que un profesor de Educación Física nos dedicó a toda mi clase un día cualquiera de Instituto, que Pablo Iglesias ‘es incluso peor que la ETA’. Y seguramente más peligroso ‘porque a él no se le puede meter a la cárcel’.

Pili la asesina


Sinceramente, esta secuencia de pintadas me ha desbordado. No sé ni por donde empezar. Al mismo tiempo estoy maravillado con semejante perlita.

Una cosa es agrandar un bulo, dejarlo crecer e incluso amamantarlo. Si es en una comunidad pequeña, en seguida llegará incluso a oídos de tus padres. Otra cosa es ser tan explícito como para llenar un muro con varias alusiones a Pili, comentarios que, todo hay que decirlo, se contradicen y dejan a la susodicha en una posición un poco delicada a los ojos de su familia y comunidad. Vamos por partes:

Primero de todo parece que a a la tal Pili le va la marcha, le da igual que sea su cuñado, el Papa o dos tipos a la vez. Es una apasionada del sexo. O eso podría parecer. Sin embargo, al final te das cuenta de que también le va el tema serio con las drogas. Y no estoy hablando de mariconadas. A Pili le va el tema serio.

Tras ojear unas cuantas veces las pintadas también vemos que, quizá, Pili sea una profesional: cambia cosas por sexo. Primero empieza con 50 euros, una cifra más que respetable pero después ¡sorpresa! ¿qué le hace ofrecer sus servicio por  una irrisoria papela de caballo? ¿Falta de clientes o dejadez de su cuerpo? ¿Envejeció y era todo a lo que aspiraba o estaba realmente enganchada? Eso nunca lo sabremos.

Otro factor que indica su profesionalidad y profesión es que Pilar controla perfectamente todas las artes amatorias, sin excepción. Lo misma practica el coita, que nos sorprende con una felación o, simplemente, se destapa con un tríos. Y no se corta ni aunque sus presas tengan pareja conocida. Asesina sí que es, y su arma favorita es el sable, que lo usa con destreza, como Uma Thurman en la peli Kill Bill.

La más puta


A priori parece difícil comprender el mensaje pero si os centráis y vuestros ojos se adaptan podéis leer claramente: ‘Le di mi corazón a la más puta’. Seguramente la chica estará pensando que le dio al suyo a uno de los más chapuceros seres humanos del lugar. 

Además del tipo de pintura que hace difícil la lectura del mensaje, el chaval ha plasmado su frustración y melancolía en lo que parece ser un bosque, en el monte, donde casi nadie lo verá.  Lo mejor de todo es que el tipo ha escrito el graffiti sobre un muro de piedra, lugar que, más temprano que tarde se desplomará y desaparecerá, dejando tan sólo un puzzle de letras sin sentido esparcidas por allí.

Cuantas menos cosas del estilo te encuentres por el monte cuando estés cogiendo setas o cagando, mucho mejor. Aunque siempre podrás usar una de esas piedras como sustitutivo del papel.

lamasputa

¿Como todas?


¿Cuántas veces hemos oído esta célebre frase? ¿Y cuántas veces alguien ha matizado la frase diciendo ‘menos mi madre‘? A veces había quien incluso se atrevía a asegurar que ‘ni mis hermanas‘. 

Es una frase milenaria, común en nuestra época adolescente (si escucháis a algún no adolescente usarla posiblemente se haya quedado anclado en los 17 o bien ha dicho en voz alta sin darse cuenta lo que estaba pensando). 

El autor, no sé si tras previo estudio de la situación o por mera casualidad, ha elegido una de los bloques que están en relieve, uno de los que sobresalen pensando que así estaría más a la vista. Cogío una calculadora, boli Bic, compás, regla y, tras dos horas de operaciones aritméticas y estudio del espacio-tiempo, llegó a la conclusión de que ese era el lugar preciso para una mayor difusión.

Pese a que es una frase ancestral (El primero en usarla fue uno de los Apóstoles cuando Jesucristo le reveló que María Magdalena no era dependienta de una tienda de ropa) el autor ha querido dejar un sello moderno con ese ‘XD’, muy utilizado en mensajes de textos y conversaciones vía ordenador y que significa, ni más ni menos, que el autor de la muerte de Kennedy fue Pedro Reyes.
Como todas

La loba


uloba

De la versión de ‘El lobo, que gran turrón‘ hemos pasado a ‘La loba, que gran zorrón‘. Los tiempos cambian y hay que adaptar los viejos eslóganes.

El hecho de terminar la pintada amenazadora con un doble insulto repetido me hace pensar que la artista estaba profundamente indignada o que tiene la denominada ‘memoria de pez’ que permite retener información en el cerebro por no más de tres o cuatro segundos. 

Segundo punto importante: Llama ‘loba’ a la otra contendiente. ¿Es un intento de insultar o es un mote, un nombre en clave?

En la pintada, justo al inicio, la artista hace sus pinitos como dibujante en lo que parece ser una cabeza de un animal. Podría ser cualquier animal aunque por el contexto supongo que intentó dibujar una cabeza de lobo/a. Parece de coña. Si haces una pintada amenazando a alguien y quieres acojonarlo, esa cabeza, que parece sacada de un dibujos animados japoneses, no intimida nada. Al contrario, produce risa.

Y para terminar, ¿Por qué está la palabra ‘loba’ tachada? Si te das por aludida, mejor borrar toda la pintada o el insulto (puta puta). Creo que si dejas lo de lo loba no pasa nada porque simplemente es un animal. 

Toro negro


Toro

‘El Toro tiene dos 00’. Todos lo sabíamos: la palabra ‘toro’ tiene dos oes. Sin embargo, el hecho de que los circulitos estén coloreados de negro me hace pensar que lo que tiene el Toro son dos huevos y, además, de los negros.

Originariamente el mensaje era más complejo y extenso pero desafortunadamente es ininteligible a día de hoy. En su lugar, algún artista recordó que esos dos suelen venir acompañados de algo más, un palito en este caso aunque me ha sido imposible saber (tampoco quiero descubrirlo) cómo cojones lo sabe.

Llevo por mis venas un caballo galopando


Tesco‘TESCO vende caballo’. No es que alguien esté vendiendo heroína en el barrio. Tranquilos. Todos nuestros hijos están a salvo.

Tesco es una de las cadenas de supermercados más importantes de Reino Unido que saltó a la fama de forma negativa hace unos meses por incluir carne de caballo en algunos de sus productos. El problema no habría pasado a mayores de no ser porque ellos no advertían que esos productos contuvieran carne de tal animal. Es más, aseguraban que la carne era de cerdo, cordero o vaca inglesa. ¿Qué raras deben de ser las vacas inglesas verdad?

Días después, algunos indignados pusieron el grito en el cielo y clamaron contra la cadena de supermercados denuciando el caso ante la prensa y el Gobierno. Otros, mucho más sutiles y posiblemente propietarios de pequeñas tiendas de barrio, lo hicieron a su manera. Menos mediática pero igualmente eficaz. Todo a pequeña escala, todo queda en el barrio.

Y ahora la duda que no me deja dormir por las noches es: ¿Cómo es posible que nunca nadie haya hecho una pintada igual a ésta diciendo ‘los restaurantes chinos venden gato’? ¿Rumor o realidad? Nos comen los chinos, nos comen.

Ijos de fruta


IjosCuando alguien me envió esta pintada y abrí el archivo encaré el mensaje de una manera errónea. Pensé que la ‘i’ inicial era un signo de exclamación y que tras él, iba un nombre propio inacabado, Jos… ¿José?. Cuando dejé de hacer lo que llevaba entre manos y me centré nuevamente en el graffiti pude asimilar correctamente semejante obra de arte. ¿Castellano antiguo de alta escuela o alguien que lo máximo que ha leído ha sido un extracto bancario o la publicidad del Lidl?

Lo que es seguro es la poca gallardía del autor al no especificar el remite del mensaje. Y no creo que nadie se de por aludido porque hijos de puta hay muchos hoy en día aunque la mayoría no lo reconozca así que, la próxima vez majete, pon un nombre o da alguna pista para que el mensaje cree el efecto deseado.