Sin panduro no hay paraíso


 

En esta actualización, además del coche lleno de mierda de delante y la mítica pared de ladrillos de obra a medio acabar, podemos leer el glorioso mensaje que cambiará vuestras vidas. Panduro. Lo cojas por donde lo cojas no lo acabo de ver, no le veo mucha explicación racional a que alguien decida pintar esto en una pared. Sin embargo, siempre hay que intentar dar posibles explicaciones. Invito a todos a que lo intentéis. Esta es la mía:

Llovía mucho (aunque no se aprecie en la foto), era la una de la tarde hora zulú, el grafitero había madrugado ese día y para almorzar se había comido un yogur y una manzana. Las piernas no le respondían del hambre que tenía. Y, de repente, le vino el antojo: migas de pan. Con su melón, pimiento asado, chorizo y tocino. Todo  fácil de comprar pero para hacer migas ya sabéis el ingrediente más importante: Pan duro, pan de la semana anterior. Y eso tienes que preveerlo con antelación.   La pintada fue como un grito de rabia y frustración. Un lamento ahogado. Terminó abriendo una bolsa de patatas, una lata de atún y cortando un tomate. Triste pero al menos se libró del desmayo.

Panduro

Advertisements

W.C.


       El uso de las siglas en nuestro lenguaje tiene diversas funciones. Una supongo que será economizar el lenguaje de manera que podemos ahorrar saliva para luego usarla en proclamar tonterías varias a gran escala. Otro motivo podría ser el ahorro de papel, y por ende, evitar que un arbolito sea talado tan sólo para escribir un número limitado de memeces. Con este ahorro, podríamos escribir muchas más estupideces sin perjudicar aún más nuestros ya maltrechos recursos naturales. Por último (seguro que hay muchos más pero no tengo ganas de indagar) una función muy importante que cumplen las siglas es la de ahorrarnos equivocaciones y líos con el lenguaje y la ortografía. Si este señor o señorita hubiera utilizado la voz anglosajona W.C. para describir al cagadero que se presenta en la foto, no la habría cagado, valga la redundancia, de esta manera. 

      Una incógnita que queda por despejar sería por qué alguien en su sano juicio se dedica a escribir sobre los objetos cotidianos de casa su nombre. Si hubiera puesto la función, a saber, cagar o mear o vomitar, podría tener un algo de sentido. Tal vez haya sido tan sólo un caso aislado de arrebato artístico. Espero por su propia higiene que no haya hecho lo mismo con la escobilla del váter.wc


Comprar pintura o un rotulador permanente. O un spray. Elegir un lugar privilegiado dentro de tu población para que lo vea el mayor número de personas y sepan que te llamas así. Para gritar a los cuatro vientos tu bonito nombre. Una vez elegido el lugar apropiado (en este caso en el suelo), hacer el esfuerzo de agacharse para escribir y tomar el riesgo de que alguien te vea. Y tras todo eso, poner tu puto nombre mal no tiene perdón de Dios. No es el nombre de tu tío o de alguien que no conoces, es tu nombre. Lo has escrito y visto cien mil veces, supongo que la mitad de ellas mal porque una veces elegirás la ‘b’ y otras la ‘v’ de forma aleatoria así, por probabilidad, la mitad de las veces que has escrito tu nombre, la has cagao.

Me he acordado del cole, cuando el profe de turno te daba medio punto por poner tu nombre bien en el encabezamiento del examen. Este sujeto, sin duda, no llega ni al 0,5.

La suerte es que le ha tocado un nombre relativamente fácil y corto. Tiene el ‘problemilla’ de que lleva una ‘b’ por ahí en medio y eso siempre es difícil pero ¿qué habría pasado con un nombre más jodido?. Me encantaría saber su apellido. ¿Os imagináis un Valbuena, Iruretagoyena o Bellvís? ¿Cómo se las arreglaría para escribirlo? 

Los más valientes dirán que en los tiempos que corren, tan globalizados, es bueno adaptar tu nombre al mercado anglosajón.

 

ruven

Mi gran amigo Clip


Que las tecnologías están haciendo mucho daño no es ningún secreto. Que los chavales han dejado de lanzarse piedras y pelarse las rodillas para quedarse cegatos delante de la pantalla del ordenador durante horas es una realidad. Y eso hace que muchos luego se confundan y se piensen que están dentro de un videojuego y lleven a cabo una conducta extraña cuando salen a la calle o hacen tareas cotidianas. ¿Habrá soñado el autor de esta pintada con el famoso clip de la ayuda de windows o será más bien un pequeño trauma de una mala experiencia con su primer ordenador?

clipComo observación puedo decir que la tecla del ‘sí’ tendría que ser bastante más grande porque no creo que haya ningún desempleado se le pase por la cabeza que no necesita ningún tipo de ayuda, al igual que ocurre con el autor, que necesita dejar de tener como amigo imaginario a un clip anoréxico con ojos de sapo antes de que éste le meta cosas raras en la cabeza y le pida sangre, venganza, caos y muerte. 

Spiderman


Spiderman

Cada vez es más duro el trabajo de grafitero. Mucha competencia y pocas paredes relucientes y limpias sobre las que expresarse. Además la policía siempre está al acecho para dejarte a medio y con la miel en los labios. Por todo esto, muchos adolescentes están siguiendo un plan exhaustivo físico-mental para convertirse en super-héroes. Objetivo: Poder llegar hasta donde nunca otro grafitero ha conseguido llegar. El modelo ideal a seguir sería Spiderman porque, además de deslizarse como una cucaracha libremente por la paredes, también lleva un máscara, lo que evitaría ser reconocido por vecinos y autoridades, ahorrándole más de una citación en la comisaría de policía más cercana. En la actualización de hoy podemos ver un buen ejemplo de un par de pintadas en un lugar poco verosímil para un ser humano normal. No sé cual es el mensaje pero lo que está claro es que la evolución también ha llegado al mundo de los grafismos.

Ahora olvidad lo que he escrito. Resetear la cabeza y pensar que tal vez los inquilinos de esa vivienda, de esas dos ventanas no tienen cobertura o saldo en sus teléfonos móviles. Le han cortado Internet por no pagar y las palomas mensajeras que tenían enjauladas murieron por un ataque de ornitosis severo que las dejó más tiesas que un pene mañanero. Sin ninguno de esos mecanismos de comunicación, están aislados del mundo, como aquellos hombres antiguos de los 80. Y como ya nadie va a casa de nadie a preguntar por él sin previo aviso pues han tenido la idea de escribir mensajes a tamaño gigante en su fachada de casa simplemente con propósitos comunicativos, sólo por superviviencia. Lo malo es que tanto esfuerzo no valga la pena porque los mensajes dicen poco.

Para concluir con la postal, espero que hayáis reparado en la furgoneta de al lado de la casa que, por proximidad, también ha sido maqueada aunque, en este caso, todo parece indicar que tan sólo ha sido para joder.

Matrix


MatrixA veces todo el mundo tiene la sensación de que esto es una gran mentira o de que algo no está pasando en realidad. Y en ese momento sólo se te ocurre alzar la vista y buscar alguna cámara que podría estar oculta entre unos geranios y que podría pertener a un programa televisivo de esos de bromas. Cuando pasado un rato comprender que esa sustancia que recorre tu cabeza es una cagada de paloma real, lo único que quieres es esfumarte sin ser visto. Si casa está cerca no hay problema pero si estás lejos y sin coche, a todos nos gustaría cerrar los ojos y entrar a Matrix.

Todo lo expuesto es un sinsentido, al igual que el graffiti de hoy. Alguien que quería decir algo pero no sabía el qué. Creo que estuvo a punto de escribir `El amor va a salvar a las balletas azules de la extinción. El amor al atún rojo y al cerdo’. 

Para terminar, el autor añade unos puntos suspensivos al final de la cita haciendo saber que esto no ha terminado, que hay más y que podría volver a la carga. Es una gran forma de dejar todo en suspenso, como hacen los grandes guionistas de las series de Hollywood para seguir contratados y como hizo en su día el director de Matrix. ¿En qué trozo de pared tendremos la segunda entrega?

oCHOTOrena


ochotorenaQue nadie venga de listo y diga que sabe lo que pone. La mitad del graffiti está más que claro. Choto, una palabra universal e inequívoca, que nos habla de una  parte muy íntima del cuerpo humano, el femenino en este caso. Pero, ¿qué pone a continuación? Yo personalmente pienso a ratos que se refiere a la procedencia del choto (rumano), al tipo de ser viviente en el que habita (humano) o al modo de preparación (aumao). Esta última hipótesis ni qué decir tiene que sería mi favorita por lo sorprendente de la revelación así como por la cagada ortográfica. Lo que está claro es que si el autor/a no es capaz de escribir con claridad un mensaje de dos palabras difícilmente podrá atarse las coldoneras de los zapatos. De realizar tareas burocráticas o la Declaración de la Renta ya ni hablamos. Y hacer fotocopias lo consideraría poco menos que un milagro.

Ya que la palabra ‘Choto’ forma parte del apellido Ochotorena, voy a aprovechar la ocasión para dar un merecido homenaje a aquel gran guardameta con cara de gañán y ojos de San Bernardo.

Español: José Manuel Ochotorena Santacruz (San...

Español: José Manuel Ochotorena Santacruz (San Sebastián, Guipúzcoa, España, 16 de enero de 1961). Ex portero de Real Madrid C. F. y Valencia C. F. (Photo credit: Wikipedia)

Black & White


SANYO DIGITAL CAMERAMenudo equipazo, la gente está construyendo refugios nucleares en toda la provincia de Castellón ante la inminente e implacable conquista de Sagunto por parte de… tres personas, un blanco y dos negros. ¿No parece el comienzo de un chiste? Sólo falta el chino o el japonés en cuclillas tomando fotos del acontecimiento.

Lo mejor de todo es que la pintada la escribieron a unos 300 km. de distancia del lugar que iban a tomar y, dentro de ese pueblo, eligieron un edificio en ruinas y cerrado al que nadie va con regularidad. Eso sí, si luego consiguen llevar a cabo su plan que nadie se queje de que no estaban avisados. Es como los avisos de ETA a los periódicos o televisiones cuando van a detonar una bomba en algún sitio.

Sagunto coat of arms

Sagunto coat of arms (Photo credit: Wikipedia)

Pija Gitana


PIjaGitana

Una nueva generación de pintadas: aquellas realizadas en el suelo para que el tranquilo transeúnte se tope con ella de sopetón, sin esperarlo y sin margen de reacción. Es, sin duda alguna, una trabajo que requiere esfuerzo y conlleva un riesgo al tener que agacharte y hacer trabajar en exceso la riñonada, una zona históricamente propensa a lesiones y dolores varios.

Luego, el esfuerzo ha desembocado en un mensaje escueto: ‘Mi pija gitana’ que no se refiere a una gitana del barrio de las Seiscientas que habla o se contonea como Victoria Beckham, Paris Hilton o la hija de Isabel Preysler. Se refiere al miembro viril, falo, pene rabo, nabo ,picha, polla, tranca, pija, verga, chola, cola, porra, pito, mango, pilila, minga, cipote, carajo.

¡¡Que idioma tan rico tenemos¡¡ Lo de que sea gitana es lo de menos una vez todos tenemos los mismos derechos sin distinción de raza, sexo o condición social.

pero… ¿Y por qué?


¿Y por quéCon esta pintada no he podido evitar recordar a los niños, en esa edad tan ávida de respuestas imposibles y ganas de aprender. Quien tenga contacto directo con niños sabrá de qué estoy hablando: ¿Y por qué? ¿Cómo? ¿Dónde? todo son misterios y dudas, como nuestro autor de hoy tenía cuando se puso manos a la obra.

Es como cuando le dices a un niño que no tienes ganas de ir al trabajo y te contesta con incredulidad: Pues no vayas. Luego continúas la conversación asegurándole que tienes que ir, hasta que te pregunta Por qué. Llegado este punto ya no sabrás que decir pero te aventurarás con un Si no voy me echarán. Ahora el niño en cuestión, aparentemente distraído, volverá a repetir la temible pregunta: ¿Por qué? y tú cambiarás de tema, como hacen los políticos. El niño por su parte se quedará echo un lío: Si no quiere ir al trabajo pero tiene que ir por obligación porque si no lo echarán ¿cual es el problema? Si no va, no tendrá que volver nunca y él no quiere ir. Que alguien entonces le explique al niño lo que es el dinero o una hipoteca.

Otro indicativo de que la pintada es de un niño de no más de tres años es el lugar en donde ha sido realizada, casi a ras de suelo. ¿Cómo puede alguien escribir a esa altura? ¿De rodillas? ¿Tumbado panza abajo como el soldado Ryan? Por tonterías como esa están las consultas de traumatología a rebosar y las columnas vertebrales más dobladas que el arco iris.