El Brexit no existe, son los padres

Hoy hace un año que Reino Unido votó por salir de Europa, aquel referéndum que avergonzó a la mitad de los Británicos pero que fue celebrada por la otra mitad. Es extraño vivir en un país en el que, para colmo, la inmesa mayoría de esos votantes pro-Brexit tomaron su decisión basándose en las ideas populistas vomitadas por UKIP en relación al flujo migratorio de ciudadanos extranjeros en Reino Unido.

Yo soy uno de ellos.

Tal fue el lio en el que el país se ha visto sumido que todos los causantes de semejante estupidez saltaron del barco al instante, justo cuando el recuento oficial tuvo lugar. Ni ellos mismos podían preveer tales resultados, no estaban preparados para ejecutar lo que con tal fervor defendían y, tras meter en la cabeza de tanta gente tal cantidad de basura, abandonaron el país a la deriva. Su trabajo estaba hecho, la habían pifiado y, como no sabían qué hacer, pues lo mejor es poner una excusa, dimitir y el que venga detrás que trate de arreglarlo. Sin embargo, poco arreglo tiene la situación. El Brexit ha sido defintivamente activado y una dura y larga negociación se ha iniciado. De aquí a dos años, muchas cosas van a cambiar en Europa. Lo peor de todo, como siempre pasa en estos casos, es que gente ajena a todo este embrollo tendrá que pagar las consecuencias y desatino de políticos que se dedican a jugar a ser Dios cuando no tienen nada mejor que hacer.

En la primera semana de negociación entre Reino Unido y los países miembros de la Unión Europea, la primera ministra Inglesa, Theresa May, ha garantizado la permanencia en el país de todos los ciudadanos Europeos que lleven 5 años en él. ¡Muchas gracias oh César todopoderoso! ¡Muchas gracias Theresa May por dejarme vivir en el país en el que estoy pagando religiosamente un buen montón de impuestos!

Cuando leo titulares de prensa con semejante cantidad de bazofia no puedo evitar las arcadas. Me da la sensación de que la mayoría de políticos se olvidan de que están hablando de personas, familias, ciudadanos con derechos, sueños y projectos de vida. La empatía es un concepto desconocido por el político profesional pagado, precisamente por el ciudadano, para hacer su vida más fácil.

Todo esto acabará por ser humo. No va a pasar nada a nadie. Reino Unido, de hecho, tiene mucho que perder en esta farsa ya que su economía no creo que pudiera sostenerse con una huída masiva de inmigrantes. Su sistema se basa en disponer de una masa social que trabaja, paga impuestos y gasta su dinero dentro del mismo país. Si parte de esa masa social, el porcentaje perteneciente a los inmigrantes, saliera del país en estampida, el sector servicios no podría sobrevivir así como el sistema sanitario y muchas empresas que precisan de trabajadores cualificados. El dinero que dejaría el gobieron de ingresar mensualmente por impuestos directos e inderectos sería, del mismo modo, fatal para la economía del país.

Ante la preocupación de los muchos inmigrantes afincados en Reino Unido por el tema yo siempre respondo lo mismo: A mí me da igual. Me la pela hablando en plata. Me cansa oír tanta estupidez y especulación sobre el tema. Ahora mismo el Brexit no está ni entre mi top-100 de preocupaciones diarias. Me preocupa más el resultado de un partido de fútbol entre Sri Lanka y Burma que nada que tenga que ver con el Brexit.

Soy de la opinión de que se están tirando piedras sobre su propio tejado y no tengo el más mínimo miedo a que la estructura acabe por ceder. Del mismo modo, tampoco me da miedo a que me den una patada en el culo ¿por qué tenerlo? Hay 198 países en el Planeta, es decir, 197 si las cosas se ponen feas aquí. Igual encontramos un lugar mejor. Al final, puedes estar igual de bien o mal en cualquier sitio que elijas, todo dependerá de la forma en la que encares las cosas y de tu actitud. Del mismo modo, en ningún lugar regalan nada. Ni siquiera en Reino Unido.

Este es, obviamente, el punto de vista de alguien sin cargas familiares ni inversiones en Reino Unido.  Supongo que para otras personas no sería tan fácil romper con todo debido a sus circunstancias personales. Hay gente que no puede darse el lujo de abandonarlo todo y volver a empezar porque su vida ya está diseñada y planeada para ser vivida aquí. Esa es verdaderamente la gente a la que espero que todo le vaya bien.

Al resto, esto no debería quitarnos el sueño.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s