Pregonando a los siete vientos

‘Yo jodidamente amo cagar’. Amén añadiría yo. Entrar a un baño público y leer este arranque de sinceridad te hace pensar que tal vez tú no vas a ser el primero en plantar un pino allí. Bien, eso ya lo suponías pero al ver este mensaje tan explícito, se te ha hecho más presente.

Qué podría decir yo de cagar, evacuar o defecar. Todo el mundo queda aliviado y disfruta de ello, sobre todo cuando el perro está asomando el hocico. Tan placentero es que hay gente que presta una asombrosa devoción al acto y lo encumbra a poco menos que místico o divino, dedicándole odas, videos, canciones e incluso poemas como este: https://youtu.be/a1BE-H_DUlk  (aviso que puede herir la sensibilidad).

Volviendo al graffiti, es digno de destacar también la  onomatopeya que se ha sacado de la manga el autor queriendo recrear el sonido que suele acompañar al acto aunque también podría ser un caballo relinchando, una palabra escrita en Flamenco o Alemán o un intento fallido de escribir su línea favorita de productos para el cabello, Schwarzkopf, como todos sabemos creada por Arnold Schwarzenegger.

loveshitting

Advertisements

One thought on “Pregonando a los siete vientos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s