Nothing else mattress

Una forma de darle una segunda oportunidad a esos muebles o enseres viejos castigados por el uso y el paso del tiempo. En vez de desecharlos así sin más, puedes desecharlos pero escribiendo mensajes sobre ellos. Un último servicio que permitirá, por ejemplo, que tus vecinos sepan lo que piensas de ellos, lo guarro que eres (por el estado del objeto tirado) o, como en este caso, expresarte y mostrar al mundo tu creatividad y originalidad.

Este ejemplo no es que sea una frase filosófica que va a cambiar el mundo como hasta ahora lo percibimos. Incluso dudo que vaya a ser una referencia de culto para ningún ser humano en su sano juicio. Lo que me deja claro es que los juegos de palabras fáciles son inherentes a la raza humana en su totalidad, sin distinción de idioma o país. Del mismo modo que gilipollas hay en todas partes.      

Lo que no sé muy bien es lo que simboliza la cara triste dibujada debajo del mensaje. Tras deshacerte de semejante colchón de yonki deberías estar más que contento. A no ser que sobre él tuvieran lugar tus primeras experiencias sexuales. O tus primeras siestas.

20141124_084648

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s