Comprar pintura o un rotulador permanente. O un spray. Elegir un lugar privilegiado dentro de tu población para que lo vea el mayor número de personas y sepan que te llamas así. Para gritar a los cuatro vientos tu bonito nombre. Una vez elegido el lugar apropiado (en este caso en el suelo), hacer el esfuerzo de agacharse para escribir y tomar el riesgo de que alguien te vea. Y tras todo eso, poner tu puto nombre mal no tiene perdón de Dios. No es el nombre de tu tío o de alguien que no conoces, es tu nombre. Lo has escrito y visto cien mil veces, supongo que la mitad de ellas mal porque una veces elegirás la ‘b’ y otras la ‘v’ de forma aleatoria así, por probabilidad, la mitad de las veces que has escrito tu nombre, la has cagao.

Me he acordado del cole, cuando el profe de turno te daba medio punto por poner tu nombre bien en el encabezamiento del examen. Este sujeto, sin duda, no llega ni al 0,5.

La suerte es que le ha tocado un nombre relativamente fácil y corto. Tiene el ‘problemilla’ de que lleva una ‘b’ por ahí en medio y eso siempre es difícil pero ¿qué habría pasado con un nombre más jodido?. Me encantaría saber su apellido. ¿Os imagináis un Valbuena, Iruretagoyena o Bellvís? ¿Cómo se las arreglaría para escribirlo? 

Los más valientes dirán que en los tiempos que corren, tan globalizados, es bueno adaptar tu nombre al mercado anglosajón.

 

ruven

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s