Hambruna

Detrás de una caligrafía difícil de entender se esconde todo una declaración de intenciones: Chupar culos. Sin duda esto ya está más que inventado y millones de personas lo hacen a diario, sobre todo a sus jefes del trabajo pero de ahí a jactarse de ser un grande en la materia…

Tal vez el autor comenzó como los perros, olisqueando en plan disimulado pero al ver que eso le sabía a poco decidió avanzar más y más hasta que su nariz se topó con un ano y, lejos de asquearle, le hizo tilín. Una afición extraña pero respetable aunque de ahí a la coprofagia hay medio paso.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s